¿Nos vemos más bellos enamorados?

¿Nos vemos más bellos enamorados?

Históricamente se ha pensado que existe
una relación directa entre estos conceptos. En Clínica Belenus te contamos qué
hay de cierto en esta afirmación.

Antes de explicar si efectivamente
lucimos más bellos, debemos definir qué entendemos por belleza. La belleza es
socialmente entendida como una característica atribuida a algo o alguien y que
produce una experiencia sensorial. Básicamente, le entrega satisfacción o
placer a nuestros cinco sentidos. Entonces, ¿cómo es que podríamos vernos más
bellos al estar enamorados? Simple, porque
también somos más felices y es precisamente la felicidad lo que nos hace
vernos y sentirnos mejor. ¿Cómo? A través de la piel.

Como siempre mencionamos, la piel es
nuestro órgano más grande e importante, porque además de protegernos de
cualquier agente externo posiblemente nocivo, incide directamente en la belleza
que proyectamos. Una piel sana y bella habla de una persona sana y bella.

La doctora Michelle Gueseloff, Directora
Médica de Clínica Belenus, nos cuenta que al estar enamorados y felices
producimos tres hormonas: serotonina, endorfina y dopamina. Estas ayudan al
bienestar de nuestro cuerpo y provocan reacciones favorables en la piel y el
organismo, tales como el retraso del envejecimiento, la regulación del sueño, o
incluso el buen humor. Estas hormonas son, también, responsables de otorgarle
hidratación a la piel además de prevenir ojeras, arrugas, acné, urticaria, o
incluso celulitis.

“Al estar enamorados también
producimos las principales hormonas sexuales: testosterona y estrógeno. El
estrógeno tiene como función, entre otras cosas, ayudar a la renovación celular
y estimular la síntesis de proteínas vitales para la piel, como lo son el
colágeno y la elastina.”

Estas proteínas aportan elasticidad a la
piel, además de fortalecer el cabello, las uñas, los huesos, ligamentos,
cartílagos y músculos. Por otro lado, ayudan a tensar la piel y devolver la
forma original a los tejidos o incluso renovarlos. Los beneficios más
interesantes del colágeno y la elastina son: ayudar a mantener la piel
hidratada, evitar las roturas de fibras, prevenir las estrías, remediar el
envejecimiento facial, paralizar la flacidez del cutis, ayudar a mantener la
hidratación del cabello, y finalmente, aportar elasticidad, firmeza y
resistencia tanto a la piel como al cabello.

Además de todo lo que te hemos contado,
estar enamorado aumenta la producción de feromonas, hormonas secretadas por
nuestra piel, que se encargan de hacernos más atractivos frente a los demás.

Te invitamos a disfrutar los beneficios
de estar enamorado y verte más bello: compartir un escape a la playa, ver
películas juntos, comer algo rico, o simplemente vivir el amor como tú quieras.
Sea como sea, tu piel te lo agradecerá.

No Comments

Publica un comentario