¿Cómo afecta el frío en la piel? – Clínica Belenus

Durante el verano solemos protegernos del sol y preocuparnos por nuestra piel, pero en invierno nos descuidamos y nuestra piel lo resiente. En Clínica Belenus te explicamos el porqué.

El invierno trae consigo el frío, el viento, el ambiente húmedo y los cambios de temperatura, responsables de la piel reseca, labios partidos y mejillas rojas. Esto ocurre porque el frío hace que los vasos sanguíneos de la piel se estrechen para proteger el cuerpo frente a la pérdida de calor, y si éste persiste, se reduce la secreción de la grasitud que nos protege, causando resequedad en la piel. Es por eso mismo que el frío afecta más a las pieles secas y sensibles que las grasas, produciéndoles con mayor frecuencia rojeces y patologías como la rosácea.

El frío, ademas, no afecta de la misma forma a toda la piel del cuerpo, hay zonas que sufren más que otras. La nariz, la frente y el mentón suelen ser zonas mucho mas grasas que otras, siendo más resistentes a las temperaturas bajas, a diferencia de las mejillas donde la piel es más delgada llegando a agrietarse. Las manos también sufren las agresiones del invierno, ya que están expuestas de igual forma que el rostro si no las protegemos, y al lavarlas frecuentemente, más que otras zonas, se resecan aun más en invierno.

¿Cómo cuidar la piel del invierno?

1. Hidratación.

Mantenerse hidratado es importante en todas las estaciones del año, pero en invierno lo es aún más, ya que el frío es el peor enemigo de la dermis. Beber suficiente líquido e ingerir alimentos ricos en agua ayuda a hidratar naturalmente la piel.

2. Proteger la piel.

Cubrirnos con ropa no solo nos mantiene abrigados, además protege la piel. Utilizar guantes y cremas de manos las mantiene suaves e hidratadas.

3. Evitar las duchas muy calientes.

Las duchas con el agua muy caliente resecan la piel, al optar por una ducha tibia logra una piel mucho más fuerte y brillante, y estimulara la circulación, ayudando a lucir un rostro terso y joven.

4. Protector solar.

A pesar del frío y estar nublado, los rayos UV penetran de igual forma en la piel, por lo que debemos aplicar filtro solar durante todo el año.

Aunque el invierno puede no ser la mejor temporada para la piel, si es la mejor estación para realizarse un tratamiento de depilación láser, ya que la piel está menos bronceada y el láser se aplica de mejor forma sobre el folículo sin dañar el tejido vecino, y en Clínica Belenus contamos con la tecnología más moderna en el mundo para eliminar el vello no deseado, de forma efectiva y segura.

Belenus Lab es una iniciativa de Clínica Belenus que busca generar conocimiento sobre la salud de la piel, desde una mirada clínica, que aporte a ampliar nuestra mirada sobre la belleza humana.

WhatsApp chat